jueves, 28 de febrero de 2013

¡Paguen lo que deben!

Supongamos que un individuo u organización privada va a hacer un evento privado (Un concierto, un congreso, un campeonato de bolinchas) con ganancias propiamente privadas.
Supongamos que esa organización privada le pide al gobierno declarar de interés público el evento y además aprovecha para pedir plata para organizar el evento.
Supongamos que esa organización tiene deudas millonarias con la seguridad social, deudas con la CCSS, IMAS o con Fodesaf.
¿Se merece la plata?
Apuesto que si esa organización o individuo fuera un empresario millonario o un político y le giran la plata todos dirían que es un chorizo.
Pero por alguna extraña razón, en el caso del Mundial Femenino Sub17, varia gente cree que es culpa del gobierno de turno.

1 comentario:

Mario Diaz dijo...

Creo que con la inversión que hemos hecho esta difícil.