miércoles, 1 de diciembre de 2010

Simplemente: ¡Imbécil!

Me declaro culpable.
Hoy venía en la madrugada camino al trabajo, llegué al cruce del Barreal de Heredia, eran las 5:45AM pero había una fila de carros considerable, apenas llego a la esquina carros pasaban para allá y para acá, por lo que esperé en la señal de alto pacientemente para poder pasar.
No tenía un minuto esperando cuando el carro atrás mío, un Toyota Tercel blanco se puso a pitar y el bus detrás de él también. ¿Qué querían que hiciera?
En un acto de completa impaciencia el bus decidió adelantarme por la izquierda, les recuerdo que yo estaba en la pura esquina, y el Toyota Tercel blanco trató de rebasarme por la derecha, creo que ellos no vieron a un Peugeot que venía por la carretera principal. La señora que venía en el Peugeot se vio obligada a frenar porque el bus simplemente no respetó la señal de alto y se tiró, al frenar la señora quedó en el camino del Toyota Tercel blanco y entonces se dio el choque entre el Tercel y el Peugeot.
Acá viene mi confesión:
Al ver la escena no pude más que bajar la ventana y decirle (lo acepto, le grité) al chofer del Tercel:
-¡Eso le pasa por imbécil!
Apenas me oyó el conductor del Tercel bajó la cabeza a modo de aceptación. También confieso que ver la cara de tristeza y de aceptación del señor me produjo un gran placer.
Acomodé mi automóvil, y procedí a darle un papel con mi teléfono a la señora que iba manejando el Peugeot. Valga decir que la señora estaba muy asustada y pensaba que era su culpa, yo le dije:
"Señora, tranquila, no es su culpa, llame al INS, al tránsito y ponga la denuncia, acá está mi teléfono, yo le sirvo de testigo, el señor va tener que pagarle"
El señor del Tercel mientras tanto trataba de justificarse con la señora:
-"Yo hubiera podido pasar pero al tirarse el bus usted frenó y se me atravesó"
Obviamente yo comenté:
-No diga nada, es culpa suya y eso de pasó por estúpido y no tener paciencia.
Yo sé que no hay que desearle el mal a nadie, ni hacer leña del árbol caído, pero éste idiota se lo merecía.
Bueno, hoy empieza diciembre el mes que más odio. Bonita forma de empezarlo.

2 comentarios:

pin2d2 dijo...

Qué sabor! Aunque pobre la señora, que bueno ver que a uno de los caballos no le salió la jugada.

JP Zuniga dijo...

Noticia de último momento, el estúpido se negó a aceptar la culpa del choque.
Ahora sí que voy de testigo para que pague.