miércoles, 19 de enero de 2011

El pésimo impuesto a la Educación

Basado en los datos que publica Roberto Gallardo
Las estadísticas no mienten.
"Un 77,03% de los estudiantes de colegios privados proviene de los tres deciles superiores, mientras que solo el 0,29% proviene de los tres deciles inferiores y un 22,68 de los intermedios."
Pero al entrar a las Universidades Públicas los datos de invierten:
"un 8,25% de quienes cursan estudios en universidades públicas proviene de familias cuyos ingresos las clasifican en los 3 deciles más bajos, un 32,42% de los intermedios y un 59,32% de familias cuyo ingreso las clasifica dentro del 30% más rico."
Mi conclusión:
Los ricos, clase media y pobre le pagan a los hijos la escuela y colegio privado porque así salen mejor y entran a las mejores universidades: Las Universidades Públicas.
Por lo tanto:
Ponerle impuestos a la educación media privada es castigar a la clase media y pobre que hacen el esfuerzo, los sacaría de las escuelas y colegios privados y los obligarían a tener que pagar las Universidades Privadas donde curiosamente también pagarían el impuesto.
A los ricos no les molestará, ellos pueden pagar, habrá menos clase media y pobres preparados para enfrentar los exámenes de admisión a las universidades públicas. De paso, al entrar a las Universidades Públicas evitan pagar el impuesto.
Sin duda es un impuesto muy retro-progresista porque castiga a los que hacen el esfuerzo.

1 comentario:

Roberto Gallardo dijo...

Usted trae a colación un punto de vista que es importante y que de veras requiere un debate urgente: las oportunidades de acceso a la educación superior pública. Efectivamente creo que la selección se hace en el colegio y ahí es donde nacen las injusticias, porque tiene mucho más probabilidades de entra a la UCR un muchacho que está en un colegio privado que uno que está en uno público. Hay que hacer algo al respecto.

Respecto al tema de fondo, hay que tratar de proteger al segmento de la población que cursa estudios en centros privados, pero no deberíamos hacerlo exonerando de impuestos a quienes sí pueden pagarlos. Esa es la fórmula que hay que buscar!