viernes, 2 de julio de 2010

Uruguay ganó pero perdió el juego limpio



Voy a comentar sobre lo que pasó entre Uruguay y Ghana porque sin duda tiene implicaciones más allá del fútbol, sino en lo moral.
Pensándolo bien, lo que hizo Luis Suárez al meterle la mano a un gol fue inmoral y transmite un mensaje errado: El juego limpio no gana partidos.
Peor aún, para muchos Suárez es un héroe, para mí es un villano.
Ya ha pasado que para ganar se agarran a patadas a los jugadores habilidosos. El la NBA recuerdo un equipo que contaba faltas para parar a Shaquille O'Neill. ¿Es juego limpio evitar un gol en el minuto 120 en un partido de cuartos de final de un Mundial?
¿Qué mensaje les quedó hoy a los niños? No importa, métale la mano a un gol del otro equipo. Evítelo como sea. ¿Y si un jugador va corriendo a meter un gol, lo barremos por detrás y de paso le causamos una grave lesión?
Si lo vemos en la vida cotidiana: No importa cometer un acto ilícito, quizás no me pesquen y si me pescan quizás algún error en el proceso podría dejarme libre. ¿Vale la pena "jugársela"?
Si la FIFA da un premio al juego limpio, debería dejar a Uruguay jugar la semifinal pero entregarle el premio económico a Ghana, quienes jugaron limpiamente por ganar el partido hasta el último minutos y una acción de juego sucio no se los permitió.
Uruguay ganó el partido pero perdió el juego limpio.

1 comentario:

Samboga dijo...

Que alegria ARRIBA URUGUAY, casi muero del corazón pero ganamos. Ahora a eliminar a Holanda. VivaN los CHARRUAS
http://www.VoyPorFuera.Com